Los niveles de grasa acumulada considerados normales son de entre un 12 y un 20% del peso corporal en el caso de los hombres y de entre un 20 y un 30% en el de las mujeres. Cuando se superan estos niveles, comienzan el sobrepeso y si el exceso de grasa es muy elevado, la obesidad.

¿Cómo saber si padezco sobrepeso u obesidad?

Se considera que un hombre es obeso cuando el nivel de grasa corporal supera el 25%. En el caso de las mujeres, el porcentaje es del 33%.

La forma más utilizada para determinar si se sufre sobrepeso u obesidad es lo que se conoce como Índice de Masa Corporal (IMC). Este índice se calcula mediante una fórmula que tiene en cuenta la estatura y el peso de cada persona.

Introduce aquí tus datos y calcularemos tu cifra de IMC:




 

La SEEDO (Sociedad Española para el  Estudio de la Obesidad) tipifica el peso según su IMC (Índice de Masa Corporal) como:

Pero el IMC de una persona no siempre es suficiente para determinar si sufre sobrepeso u obesidad. Cuando la grasa se acumula en su mayor parte en el abdomen también es un factor de riesgo para la salud. En estos casos, se utiliza otro tipo de medida: el perímetro de cintura (PC) o perímetro abdominal.

Cuando el perímetro de cintura mide más de 102 cm en los hombres o de 88 cm en las mujeres se considera un riesgo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Qué es la diabetes?  

El metabolismo es un proceso mediante el que nuestro organismo realiza una serie de reacciones químicas para obtener la energía que necesita de los alimentos que consumimos. Si estas reacciones químicas no se efectúan de un modo normal, se produce lo que se conoce como un trastorno metabólico, haciendo que determinadas sustancias se produzcan en mayor o menor cantidad de la necesaria para mantener la salud.

Uno de estos trastornos del metabolismo es la diabetes, que afecta a diferentes órganos y tejidos durante toda la vida y que se caracteriza por un aumento de los niveles de azúcar en la sangre. Principalmente, existen dos tipos de diabetes: la diabetes tipo 1 y la diabetes tipo 2.

La diabetes tipo 1, acostumbra a aparecer en la juventud. Se produce cuando el organismo no genera insulina en la cantidad que precisa para regular el azúcar en la sangre, por lo que las personas que sufren este tipo de diabetes necesitan que se les administre insulina. Es la conocida como diabetes insulinodependiente.

En la diabetes tipo 2, a consecuencia de factores como, por ejemplo, llevar un estilo de vida poco saludable, el organismo se hace resistente a la insulina, dificultando la regulación del azúcar en la sangre. Este tipo de diabetes se presenta normalmente en adultos y está relacionada con la obesidad. Se estima que en España del 6 al 10% de la población presenta diabetes tipo 2 y que 1 de cada 3 personas diabéticas no sabe que sufre la enfermedad.

Una elevada concentración de azúcar en la sangre tiene un efecto perjudicial que, con el tiempo, deteriora los vasos sanguíneos de los distintos órganos y tejidos, como los ojos, los nervios o los riñones.

¿Cómo saber si tienes diabetes?

Mediante analíticas, el médico valorará la concentración de glucosa en la sangre y determinará si padeces diabetes (tipo 1 o tipo 2). Pero hay síntomas que pueden hacer pensar que se sufre diabetes. Por ello, es importante que consultes a tu médico si presentas alguno de estos síntomas:

  • Poliuria: necesidad de orinar con mucha frecuencia.
  • Polidipsia: tener mucha sed.
  • Polifagia: tener mucha hambre.