Tener exceso de peso incrementa la posibilidad de sufrir diabetes tipo 2. Ese riesgo se incrementa con cada kilo de peso que ganamos.

Por cada aumento de 1 unidad del IMC, el riesgo de sufrir diabetes aumenta en un 12%. Sin embargo, está demostrado científicamente que perder peso hasta reducir el perímetro de la cintura por debajo de los 102 cm en los hombres y de los 88 cm en las mujeres disminuye este riesgo. Por otro lado, en personas que ya padecen diabetes, la obesidad acorta su esperanza de vida en 8 años. En la actualidad se conoce que el 86% de los pacientes diabéticos tipo 2 tienen sobrepeso u obesidad. Por estos motivos, hacer frente al exceso de peso y más específicamente al exceso de grasa intrabdominal es el principal objetivo si se padece Diabesidad.

Actualmente 3 millones de personas en España padecen diabetes. Según datos del estudio ENRICA sobre nutrición y riesgo cardiovascular, el 20% de diabéticos no saben que lo son.

Calcula tu riesgo de padecer diabetes tipo 2 con el siguiente Test:

TEST RIESGO DE DIABETES TIPO 2

(basado en información de la ADA -American Diabetes Association-)


Descargar el Test en Pdf

¿Cómo mejora la salud si se reduce peso?

Hay diferentes evidencias científicas que demuestran los beneficios para la salud derivados de la pérdida de peso en personas diabéticas o prediabéticas. Por ejemplo, la reducción de peso contribuye a mejorar los niveles de azúcar en sangre, disminuyendo la glucosa en ayunas hasta un 50% en personas a las que se les ha diagnosticado diabetes tipo 2 recientemente.

Además, en personas prediabéticas – aquellas con niveles de glucosa en sangre cercanos a la diabetes – reducir su peso entre un 5 y un 7% ayuda a disminuir hasta en un 58% el riesgo de que acaben desarrollando diabetes tipo 2.

A la hora de perder peso y perímetro de cintura, la mejor manera de evitar riesgos para la salud es acudiendo al médico. Un doctor es el único que puede recomendar una dieta y un plan de actividad física que, reforzado con el coaching (apoyo psico-emocional), le ayudará a lograr el principal objetivo para hacer frente a la Diabesidad: perder peso fundamentalmente en forma de grasa abdominal contribuyendo al control de tu azúcar en sangre.